Doña Basura

Hoy vivo de la basura. La basura deja, decía el Chivo, personaje de Amores perros. Desde siempre los desechos me han parecido provistos de cierto poder. Actualmente hago esculturas y objetos varios con lo que la gente bota. Por las noches, junto a mis fieles quiltros recorremos las calles en busca de materiales, con un carretón similar al que usaba de niño para vender la chatarra y cartón que juntaba con el Jimmy. En ese entonces la recolección era por necesidad, ahora es por gusto. Mientras algunos sueñan con el tipo de prosperidad que la sociedad determina y tener dinero para conocer lugares de veraneo, yo sueño con conocer el basural. El Toni siempre andaba con juguetes en los bolsillos, él iba al vertedero con su padre a buscar relleno para los sillones y encontraba múltiples objetos que alimentaban mi curiosidad. Yo también quería ir. Una vez con el Jimmy caminamos por horas por una ruta que pensábamos nos llevaría a ese misterioso lugar. Actualmente sólo conozco acopios de plomo y micro basurales en la ciudad y esto es el aviso de lo que está por venir, el mensaje del futuro cercano. Al Toni, los tontos del curso, le decían basuritas y me da cargo de conciencia recordar que parece que fui yo que comenté la actividad que él y su padre desarrollaban. Yo no tenía mala intención, para mí lo que hacían era una maravilla, pero para los tontos no. Mi hogar lo he construido con basura en un sitio que me tomé. Había una casa abandonada de material ligero que casi se caía a pedazos. La destruí e hice mi morada. Quizás reducir, reciclar y reutilizar un par de años atrás hubiese sido el freno para lo que ahora es inevitable. Pero lo mío más parece una obsesión estética, que algún afán ecológico. Aunque eso suena a enfermedad y de ninguna manera esto es acumular compulsivamente, no tiene relación con el síndrome de Diógenes, sí con Doña basura, aquel títere de la serie Fraggle Rock, un cúmulo de desperdicios que hablaba con sabiduría.

Anuncios
Publicado en HIJO DE LA TELE | Deja un comentario

Caminantes.

CAMINANTES.

…No soy mucho de series, pero ésta me ha provocado adicción. He estado toda la semana encerrado, viendo un capítulo tras otro. Sólo me detengo para comer o ir al baño, y a veces para dormir. Mi perro observa atento la pantalla y pareciera comprender, o al menos le llama la atención. Es de noche. Decido salir a la calle a pasearlo, aunque pensándolo bien, el paseo es para ambos. Después de tanta ficción necesito despejarme, pero la realidad se me confunde. Siento el ambiente enrarecido y la desolación de la calle me traslada a un lugar post apocalíptico. Camino por Loa, llego a la intersección con Azalea, miro hacia el pasaje y veo al primero de ellos. No me sorprendo demasiado, como si repentinamente lo asumiera como natural, pero de todas formas acelero el paso junto a Simón que olfatea ansiosamente y orina cada cosa que ve. Miro hacia atrás y el caminante sigue su andar errático por Azalea. Mi compañero sigue como si nada pasara. Llego a la esquina, vuelvo a mirar hacia atrás y ahora visualizo una pareja con esa forma tan desagradable de caminar. No me atemorizo demasiado, pero doblo rápidamente por Capitán Avalos, mientras mi amigo sólo se preocupa de marcar territorio con un chorro. Me siento adormecido, pero a la vez alerta, es raro eso. No tengo un arma, pero podría reaccionar rápidamente, agarrar cualquier elemento con punta y atravesarles la cabeza si fuese necesario. No alcanzamos a llegar a la siguiente esquina cuando un animal lanudo, sucio y feo, se lanza furioso hacia Simón. Con una certera patada, alcanzo a evitar que lo contagie. Nos sigue y los ladridos que emite son horribles, como si tuviera disfonía. Escapamos del lugar. Al llegar a Rene Schneider mi acompañante, con su ansiedad olfativa, me hace imaginar un perro cocainómano. Se sumerge de nariz en el pasto que parece llevar tiempo sin ser podado. Se revuelca extasiado, restriega su lomo, gira para un lado y para otro. Es como si quisiera impregnarse de uno o muchos aromas que sólo él conoce. Queda un instante inmovilizado con la nariz fija en un punto del suelo. Qué manera de desconectarse de la realidad. Qué inocencia maravillosa. Cómo será ese mundo olfativo híper desarrollado, me pregunto y pienso nuevamente en las amenazas. En esta calle veo al primer sobreviviente quien camina al encuentro de un colectivo. En contraste con Loa, aquí la desolación parece cambiar por movimiento. Qué extraño. Tengo la sensación de estar cruzando hacia otro plano de lucidez. En el quiosco de Rene Schneider con Azalea, hay más sobrevivientes. Están llenándose con comida rápida, pegados a la TV. Están como hipnotizados viendo el noticiero. Pareciera no importarles la infección. Pareciera no importarles nada. Me pregunto si realmente estarán vivos. Por si las dudas decido emprender el retorno, pero Simón me detiene, está en posición de evacuación. Por Azalea retornamos a loa y su huella en la vereda queda atrás. Por hoy fue sólo una vuelta a la manzana. Ahora necesito más ficción. Y no te preocupes, Simón. Quizás no regresemos a ese lugar.

Publicado en HIJO DE LA TELE | Etiquetado , | Deja un comentario

SECUENCIAS MAGISTRALES

Hoy les traigo una de mis secuencias favoritas en la historia del cine criollo. Pocas obras cinematográficas han causado tal impacto reflexivo en el espectador. Un diálogo, profundo y desgarrador, de un marginal. Con subtextos llenos de crítica hacia un sistema capitalista que atrapa y obliga a consumir.  En palabras del mismo director, Danny Baesa: “Este film nos hace entender la vida, desde la perspectiva de un grupo de adictos a las drogas. En esta sociedad de presos, para ser libre no te queda otra que ser delincuente…”

El Minotauro de la Pobla
Screenplay by Jonny Choque
Based on the Novel of the Ireneo Wechumanke
Directed by Danny Baesa

EXT. CALLE. DIA
Piernas, pantalones con pitillo y zapatillas blancas de marca corren por la tierra. Es Minotauro y más atrás corre Ciclope. Son perseguidos por 2 guardias de un supermercado, 2 rugbistas y una abuelita. A medida que huyen van tirando desde sus chaquetas diversos objetos distractores: Paquete de papas fritas, alimentos en conserva, lentes de sol, mp4, un pollo asado, latas de cerveza, camisas, celulares, etc. La abuelita es rápida les va dando alcance.

SHANEL  LA YUTA FILM

PRESENTA:

MINOTAURO

(Voz en off)

Elígete una vida assí. Elígete una pega, guasho. Elígete una professión, assí. Y elígete una familia poh, lonyi. Elígete una tele, assí, terrible  ‘e pulenta.

Elígete caleta ‘e tillah; ssu wena pintasha, assi; y ssu tonto auto poh, zarpao culiao.

-¡¡Apreta, chuchetumareeee. Líbrah!!

El Minotauro cruzando una calle. Un vehículo frena tratando de evitar atropellarlo. Lo alcanza a topar. El Minotauro rueda encima del capot  y cae al pavimento. Ciclope sigue el escape. El Minotauro se levanta, mira al conductor y le hace un gesto con el dedo. La abuela lo alcanza y le da de carterazos.

-¡¡Bandido, sinvergüenza, mal criado…!!

INT. CASA MINOTAURO. DIA

El Minotauro de pie. Está encendiendo su pipa de pasta base. Se encuentra solo en una vacía y sucia pieza de material ligero.

MINOTAURO

(Voz en off)

Elígete wena ssaluh poh, pajarón; baja la guatah, assi; ssu wena dentaura poh, a lo caballero. Elígete encalillarte pa’ ssu tonta cassita propia assí, cahmao. Elígete una guachita terrible  ‘e rica, pelo laih, perfumaita assí. Elígete loh cabroh pa’ vacilal y jugar suh pishanga.

EXT. CANCHA DE TIERRA. DIA.

Minotauro juega del mismo equipo con sus amigos, suman cinco. Tienen poleras de distintos colores. El equipo contrario con camisetas del mismo color. En la pequeña gradería están: Meduza, Pincoya y Elfa; apoyándolos. El equipo contrario domina las acciones. Minotauro y sus amigos juegan mucho más sucio. Trauco hace falta, pero la niega. Luego Centauro comete una falta descalificadora, pero se hace el desentendido. Se arma una discusión.  Se calman los ánimos. En avance en solitario, un jugador rival patea el balón fuertemente, anotando, con  túnel al portero Cyclope. Siguen el juego.

MINOTAURO

(Voz en off)

Elígete  wuah finah en el Parí, en el Yonson, en el Mol poh, terrible e’cuicooooo. Elígete caleta ‘e tarjeta ‘e crédito pa’ vestirteh con estilos; pa’ sser internacional, assi. ¡Pa’ que te veai dessente poh, mono culiao ordinario!

Elígete toah lah wua pa’ ser pulento, ascurrirte y en voláh cashar quén shucha ssoy loh domingoh en la mañana. Elígete echarte en el sofá,  así, a lorear  loh programah  ‘e farándula poh awueonao. Pa’  cashar los cawuines del yeh seh, irte en la profunda y en voláh comerte suh tontoh completoh con su Pilsen.

– Ataja poh culiao!

Elígete morirte ‘e viejo poh, pajarón. Echándote la cagáh y  meándote encima, en un hogar ‘e ancianoh terrible ‘e feo. Sin que nadien te vaya a verte, gusano. Elígete un futuro pulento, shushetumareeeee. Elígete una vida.

En un fuerte tiro de un jugador del equipo contrario el Minotauro recibe un tremendo pelotazo en la entrepierna. Se dobla de dolor, quedando en cuclillas.

INT. CASA DE MINOTAURO. DIA.

 En la misma posición anterior, en cuclillas. Minotauro fuma pipa.

MINOTAURO

(Voz en off)

Pero, ¿y ssi yo no quiero nah esso? Yo ssoy entero ’e shoro poh ¡Soy el inmortal! Yo  elegí: no elegir nah essa vida poh. ¡A lo vío no mah poh, gusano! Yo elegí otra wua. ¿Y las razoneh? ¡¡¿Y a voh que te importa, pajarón culiao?!! ¿¿Andai ‘e sapo ‘e la yuta?? ¡¿Quén necessita razoneh cuando tení pasta base?!

EL MINOTAURO

DE LA

POBLA

Publicado en SATIROSCOPIA MITOLÓGICA | Etiquetado , , | Deja un comentario

EL MINOTAURO DEL EMPRESARIAL

(Traducción libre del cuento el Minotauro de la pobla)

Estoy siendo objeto de fuertes calumnias. He recibido cientos de mensajes en twitter. Falacias que hablan de un ladrón con corbata, estafador y adicto a las drogas. Yo jamás me aprovecharía de los empleados y clientes de mi empresa.  Vengo desde abajo y conozco lo que es pasar hambre. Me he forjado con esfuerzo y no estoy dispuesto a que gente resentida hable mal de mí. Quienes me conocen pueden dar fe de que jamás envenenaría mi organismo. Nunca he usado drogas, menos Cocaína. Eso queda para la gente de la televisión. Yo trabajo duro, prácticamente vivo en mi oficina, acumulando dinero, es decir, produciendo para mi gente, porque en el fondo soy un servidor público. ¡No soy un monstruo, por Dios! A lo que hemos llegado. No puedo salir de este edificio, temo por mi integridad física. Me quieren ejecutar públicamente. ¡Soy un ser humano, créanme! Soy empático con mi gente. ¡Tengo sentimientos!  ¿Hasta cuando tendré que dormir en mi oficina y alimentarme en el casino? Yo no he nacido para estar encerrado. ¡Por favor un poco de cordura o terminaré perdiendo la razón! Cuando mi secretaria se va y las pantallas LCD ya no son entretención ¡No sé que hacer! Subo y bajo escaleras para mantener mi estado físico. Tengo alucinaciones, recorro los pasillos y salto sobre ovejas. Por cada animal que pisoteo aumenta mi puntaje bancario. Juego a esconderme de los periodistas. De vez en cuando con mi mendigo interior nos tomamos un whisky,  hablamos de negocios y de como hacer crecer mi fortuna. A veces, mi mujer e hijos se hacen un tiempo y vienen  a visitarme. El otro día uno de los líderes de estos delincuentes con pancartas, ingresó por la ventana con claras señales de querer entregarme un sobre con algún material tóxico. No lo pensé dos veces y en defensa propia le di con mi palo de golf en la cabeza. Dicen que el movimiento no perdonará esta ofensa y que este dirigentillo, el tal Teseo Caipillán, se querellará. ¡Pues nos veremos en tribunales, atorrante! ¡Tendrás que vértelas con mi abogado!

Publicado en SATIROSCOPIA MITOLÓGICA | Deja un comentario

LA JUNTA

Advertencia: Todo alcance de apodo con personas vivas o muertas, podría ser, no solo coincidencia, sino que tener alguna relación con su-realidad.

– ¿Te acordai, perro. Esa vez que te rajaste con el Gin con Gin? Nos fuimos a chupar a Kamehouse y…¡juegueeeeeee!…

– ¡Kamehouse poh hueón! Pasaos a Dragon ball, los culiaos… Sí, esa huea era un sector de la playa. En ese tiempo nos juntábamos con las camboyanas del ritmo ¡Puta, que eran aperradas esas pendex, hueón! Éste se pescó a la “Majin Boo! ¿Te acordai? guaajajajaja…

– Jajajajaja ¡Verdad poh, no me acordaba de la Majin Boo! Cachai que mi compadre, cualquier estómago, po perro.

– ¡Oh, los hueones hincha pelotas de la fucking shit! Todavía me palanquean con la “Majin Boo”. Si fue pal rato no mas… en todo caso, igual tenía su belleza interior… ¡pero bien al interior! Jajajaja…

EL CARROÑERO.

El de estómago resistente para comer sendos pedazos de carroña.

<<Tanto beber, me hace creer. Te ves tan linda cuando tomo>>. (Los Mox)

En realidad me encantaba la “Majin Boo” (pero tengo que reconocer que era la chapa de ese personaje de Dragón Ball Z) Anduvimos y duramos harto, estos locos no saben ese dato, pero igual me van a hinchar las gónadas toda la life con ella. ¡Oh my god! Me gustaba caleta, estaba güendi, tenía lo suyo, tenía ricos senos. Es verdad que no era tan bonita de caracho y tenía sus rollitos, pero en todo caso, era lo de menos, por último la bandera en la cara “y por la patria”. ¡¡Por la shit, hacía conferencias de prensa bacanes!! Aunque para mí no era solo sexo. Yo buscaba un poco de love en my life. Y las porfiaditas de face como ella, eran súper cariñosas, y en todo caso: ¡No hay mujer fea, la dura! Con un copete todas las bitches eran beautiful y sin copete eran pasables igual no más. ¡El pico no tiene ojos! Ese era mi lema de batalla. Lo importante era remojar el cochayuyo. Todas las micros me servían para gozar… Esa noche fue perfect. Así como “el Chalaquero” tenía sus técnicas, yo tenía las mías. ¡¡El loco master!! Yo me parecía a él, la diferencia era que a mí me gustaba atinar con minas con menos puntuación. La cosa era pedir que me dejaran, la que para el resto era: la menos encachada. Y esa vez que tomamos “Gin con gin” se trataba de: La Majin Boo. Siempre que íbamos a abordar un grupo de minas yo decía “A mi déjenme la más fea” estaba asegurado mi triunfo, ya que mi teoría se basaba en que: La más “federica”, era la más necesitada, porque nadie la pescaba y quizás por eso resultaban tan californianas. ¡Ou Yes!

EL CHALAQUERO.

Quien siempre salía airoso en las juergas gracias a su don de la palabra.

<<…Te dedicaría todas mis canciones y te llenaría de pasiones. Pero no te hagas ilusiones No sólo te daré cuestiones. Te haré sentir cientos de emociones así que te me bajas los calzones>> (Los Mox)

… La “Majin Boo” ¡Puta la hueona fea, hueón! Carroñero culiao ¡Puta que tenía mal gusto, hueón! Bueno para comer desperdicios, el hueón. ¿Cómo no aprendió a papá mono? claro que con lo feo que es el culiao, difícil… Yo en cambio me comía puro filete de primer corte… La “Bulma” ¡mijita rica! (Tenía la mansa raja y las medias gomas). La había conocido en un carrete anterior. Me dejó enfermo desde que la vi. Me la presentó la chica, (perrita buena onda que me hacía la movida con todas sus amigas). A la “Bulmita” no me la pesqué en ese carrete porque andaba con un ahueonao (un culiao pinta de nerd que no se le despegó en toda la noche), pero sí me conseguí el teléfono. Me la estuve amasando hasta el carrete del Gin con Gin… Mi técnica era re fácil, hoy no resultaría, tuve que actualizarla, pero en ese entonces solo bastaba con engrupírmelas hablándoles hartas hueas bonitas, había que hablar maravillas de uno mismo, contar historias que nunca fueron, alagarlas con frases creativas, hacerlas reír, y sin dejar pasar mucho rato acariciarle con suavidad la cara, con el pretexto de sacarle un grano de arena o una pelusa que nunca fue y decirles en el momento preciso “eres super linda” y “¿te puedo dar un beso?” o un simple “¿pinchemos?” Así de directo. Parece una pelotudez ¡Pero en ese entonces, puta que resultaba, hueón! Bueno a veces no decían que sí a la primera, era la típica de las minas para no parecer fáciles, pero en el fondo querían igual. (De ahí quizás esa huea de que las minas cuando dicen que no, es sí). Todas eran potencialmente comibles, me las cuenteaba un rato y me las agarraba igual.

EL PASTELAZO

Aquel que se tomaba hasta las molestias, al punto de no saber de su trasero y menos de su polola, dando jugo por doquier…

<<¡Bronceado de cantina! producto del alcohol ¡Bronceado de cantina! que cambio que color…>> (Los Mox)

… ¡Onda la comadre era gooooooorda, locoooo! Yo cacho que ahí me pieeeerdo… Nica, no pasa naaaa, nunca tan necesitao como el Carroñero, cachai… Yo ahí estaba suave con la chica no más… Y mi perrito ahí piola con su minita… Igual tenía su labia el hombre, la “Bulma” no estaba nada de mal. ¡Notaaaaable! Yo le dije: “Hermano, juegueeeeeee”. Yo me pongo de pie para aplaudirlo, cachai. El hombre tenía cuento con las comadres, la vendía y le resultaba… Yo ahí estaba relax con la chica. Yo, hombre de una sola mujer… Suaaave, fumándonos unos cohetes, tomándonos unas chelas, tocándonos, teniendo sexoooo locoooo… La dejaba looooca ¡Con preliminares y todo el escándalo! ¡Notaaaable! Sin que nadie nos moleste! ¡Juegueeeeee!… No tuve que engrupírmela, nos amamos desde el principio, como seres humanos, cachai… Puro sentimiento, pura sinceridad, ninguna discusión. El cuenteo, el bla-bla, lo aplicaba “El Chalaquero”. Lo que es yo con la chica, le aplicábamos a la marimba. Pura alegría, pura distorsión… ¡juegueeeeeeeeee! ¡Su copete infaltable, locoooo! ¡Jugando el 3er tiempo, siempre, locooooo! La chica me aguantaba que quedara poto siempre, me apañaba en los carretes distorsionados y veía futbol conmigo, o sea la mujer ideal… La pasaba bien con estos locos… y la sigo pasando la raja en todos lados, porque la vida es para gozarla, después de esta vida no hay otra, y hay que fumar y chupar hasta que duela, que de algo hay que morirse. Y su copete locoooo. ¡Ese farol no alumbra, no alumbra ese farol!… ¡Póngale parafina y a seguir vacilandoooo! ¡Póngale, póngale, póngale, póngale….!

EL CHALAQUERO: ¡Ya, salud giles culiaos!

EL PASTELAZO: ¡Por la Majin Boo, Caroñero! Guajajajaja

CARROÑERO: Oye estaba curao, ok. ¿Cambiemos de tema o me van a hueviar toda la night?

Finalmente Majin Boo apareció en el lugar donde Chalaquero y los demás se habían reunido. ¿Será éste el demonio que pondrá en peligro la tierra? ¿Será tan terrible como ellos decían? ¿Será posible que éstos puedan seguir ahí, sin arriesgar sus vidas?….

Cap. 2.- EL REGRESO DE MAJIN BOO

“¡Finalmente Majin Boo llegó a su máximo poder! ¡Llegó a su máximo poder!… ¡Ah llegado el momento de que Majin Boo despierte” (Babidi-Dragon Ball Z)

Pero miren nada más a los pastelitos de mierda que tenemos ahí. Ustedes deben saber quiénes son verdaderamente estos jotes asquerosos, cortados por la misma tijera, ¡hombres tenían que ser! y en su mínima expresión. Y yo que me creía curada del mal de atraer pasteles. ¿De tantos pubs que hay en este planeta. Justo me los tenía que topar? Pero no me han visto, aunque si regreso por donde entré, me verán… ¡No, no, no. Trágame tierra! Mejor entraré a la pista de baile. Prefiero que me saquen a bailar militares.

Ahora conocerán realmente a estos personajillos:

El Chalaquero = Un Pasao a caca que se jura mino y es más feo que pegarle a la mamá. Pura boca, Machista, Chanta y Lacho. (Pastel N° 1) El Carroñero (Pff de haber sabido que le decían así, jamás de los jamases hubiese atinado con él) = Jote, Baboso y Mamón. (Pastel N°2) El Pastelazo = Borracho, Tóxico, Decadente y Patético. (Pastel n°3)

¡Y no se atrevan a llamarme Majin Boo! ¡Ay de ustedes! Ya bastante me costó superarlo con entrenamiento, psicoterapia y todo eso. Ahora soy menos ingenua. Detecto un jote a kilómetros y créanme no soy para nada amigable cuando me hacen enfadar. Desperté. Sí, por fin abrí los ojos. Antes era hueona, una mina vulnerable, presa fácil de especímenes como estos, no es que ahora sea feminista ni mucho menos, solo soy realista. Me he blindado con una gruesa capa repelente de moscardones odiosos e insistentes que se disfrazan de mil formas: Místicos, Cuicos, Intelectuales, Artistas, Románticos, Deportistas, Súper hombres, Perfectos, Ideales, Sensibles, Buenos amantes, Bien dotados y un largo etc. Todos con el siguiente apellido: ¡AL PEO!! Y no es que sea una mina resentida ni mucho menos, solo soy realista. -¡¡¿ Hueona donde estabai?!! Chica muérete, ni te imaginas quiénes están en las mesas…

– A ver… Nooooooo hueiiiiiiiiiiiií es que no lo puedo creeeeer. Hueona por la chucha me muerooooo…

LA CHICA WARRIOR

Aquí tenemos a la Chica Warrior= Gorrera y Care raja. Ahora está mas calmadita si. Pero antes era de temer, cagó como quiso al pobre hueón del Pastelazo. Se metió con cuanto mino se le cruzó por delante. Ahora está mas grande, bueno ni tanto, pero más madura, eso sí. Yo me pregunto por qué mierda no lo dejaba, sí le gustaba tanto comerse otros minos. ¿Amor enfermo? ¿Inseguridad? ¿Interés? ¿Satisfacer lo que el hueón no le daba? ¿Venganza? ¿Todas las anteriores? Pero la entiendo, con esa mierda de pololo es como para mirar para el lado. Aunque se cayó bonito, cómo tan estúpida de comerse al Chalaquero y más encima estar harto tiempo entre uno y el otro, cuando de esos dos pelmazos no se hace uno. La hueona no quería perder ni pan ni pedazo, o más bien, ni pastel ni pastelazo.

– ¡Ridícula conchetumare! ¡¿Por qué no me avisaste antes?! ¡Ahí están mis dos amores!…

– Ya hueona ordinaria, ubícatex, no es para tanto.

¡Ayyyyyyyyy! Mi Pastelazo y mi Chalaquero. ¡Los amo huachones! ¡Siguen igual de ricooos! Onda me acuerdo y me dan ganas, esa onda. ¡Me los hacía chupete a los dos! Nunca pude decidirme. Uno me daba lo que el otro no. Onda, igual fue terrible de cuático ese tiempo, estaba re confundida, no fue pa´na´fácil. Los ponía en la balanza “A ver, el Pastelazo me pesca siempre y el Chalaquero a veces y se agarra otras minas; El Pastelazo tiene auto, plata, me paga todo, pero es penca pa´tirar. De tan curao, se queda dormido dejándome con las ganas, y sino se va cortao al tiro el hueón charcha, dejándome con las ganas también; en cambio el Chalaquero es seco, lo hace tan rico, me hace zumbar, como a mi me gusta. ¡Ay si una también tiene sus necesidades! ¡Hay que puro ser pecadora y no hueona! No soy como la Mosquita muerta de la Bulma, se hace la cartucha y se los come doblao… ¡Ay no sé que hacer! Me siento enamorada de mi pololo y no puedo dejarlo, pero el otro es un mijito rico” Y así me lo pasaba en ese circulo vicioso. Bueno, lo comido y lo bailado no me lo quita nadie eso sí. ¿Shi y por qué ellos no más podían? Claro, onda, cuando los hueones se comen hartas minas son bacanes, son más machos, pero cuando una se come hartos minos es maraca ¡Na´ que ver! ¡Injusticia, injusticia! ¡Linda la huea! Además siempre sospeché que mi pololo me había cagado una vez que anduvo en el sur, así que por hueón, se lo merecía, lo cagué hasta que me dio hipo, con el Chalaquero y con un montón de minitos más. ¡Nosotras también tenemos derecho a ser vacas y disfrutar! Igual yo amaba a mi pololo y no lo podía dejar. Así que me dejaba llevar no más, disfrutaba. Lo que sí, a ese Carroñero nunca me lo comí ¡Ni muerta! ¡Tenía el medio Shenlong, onda el medio dragón, ediondo el feo culiao! Esta hueona tenía que estar muy necesitada la pobre, la Majin Boo, también conocida como la Troll Models, se juraba mina, jajajaja, pero la quiero a mi amiga, está cambiada, ahora está terrible de mina, en serio.

Finalmente Majin Boo y Chica Warrior estaban juntas nuevamente. ¿Planearán borrar de la faz de la tierra a Chalaquero y los demás? ¿Llegará Bulma para unírseles? ¿O serán descubiertas antes? No se pierdan el próximo capítulo…

Publicado en NOSTALGIA SATIROSCOPICA | Deja un comentario

DE COMO EL GRUNCH ASESINO LA NAVIDAD

Dentro de un trozo de material tóxico, como este que han de esconder, años atrás ocurrió un suceso, que hay que leer para creer…

…A los pies de un microscópico cerro, un hermoso pueblo se extendía, chuño le decían, al cerro me refiero. Ínfimos seres habitaban, este poblado pequeño, Villaplomo le llamaban, y a sus habitantes, Plomeños.

– Me importa un pucho tener a fin de mes una cuenta exorbitante de luz, pues la navidad consiste en eso… consumir.

– ¡Sí! ¿Qué importa la cuenta, gordo? , si todo Villaplomo viene a ver nuestra casa, somos la envidia del lugar… ¡Mira que bien se mueve nuestro Santa Claus gigante!

Eran entusiastas de verdad y se esmeraban en ostentar, quiero decir, en adornar, llenando de luces la localidad, sin parar de cantar. Era pura felicidad lo que irradiaban los Plomeños, por eso un personaje desde el cerro, con un corazón dos tallas menos, los miraba con desdeño, pues odiaba navidad.

– ¡¡¡Me cago en tu rimacidad!!! )))) BALAZO ((((

Relator reemplazante del relator: El vivía en un cerro, por ser… En una cueva mas bien. En una cueva en la cima del cerro, por ser…  En una cueva vivía, en el cerro, ya dije, por ser, y el se llamaba, por ser… )))) BALAZO ((((

– ¡Me cago en tu muletilla!

Relator reemplazante del relator reemplazante: Aquel abominable criatura  se llamaba el Grunch… Odiaba la navidad, como bien dijo mi antecesor. El Grunch detestaba profundamente esta época festiva, sobre todo por los villancicos que los habitantes de Villaplomo entonaban con gran júbilo, así fue que un día, bajó desde el cerro y…

Coro:…Noche de paz, noche de amor. Todo duerme en derredor. Entre los astros que esparcen su luz.…

))))))))))))))))))))) AMETRALLADORA (((((((((((((((((((((((

–  …Negra, mira. Está filete esta polera.

-…¿Cuánto vale este pantalón? está topísimo.

– …Vieja aquí está el notebook que nos pidió el Francisquito Javier para el jardín.

-… Observe señora, esta muñeca tiene wi-fi, web cam, blu-ray…

))))))))))))))))))) GRANADA ((((((((((((((((((((((((

Y así continuó el Grunch, de lo más relajado, saludando a cada persona que se encontraba en la calle o en las tiendas. Realmente se había contagiado con el espíritu de paz y amor que reina en esta fecha, en la que no importa los regalos sino compartir en fam… )))) BALAZO ((((

– ¡¡Detesto los relatores y los cuentos!! ¡¡Me empelotan estas aglomeraciones!! ))))))) BAZUCA (((((((

Relator reemplazante del Relator reemplazante del Relator reemplazante del Relator: El Grunch, años atrás cayose en desgracia y comenzose a vivir solo en un cerroce. Cayose en el alcohol, cosa mala. ¿Qué, lo llevose a vivir solitario y en esas condiciones infrahumanas?… cosa mala. Fíjese en aquel animalillo al lado del Grunch, muy bien, es ni mas ni menos que el perro del Grunch, téngalo en consideración, con desnutrición y tiña, mitad doberman y mitad quiltro, he ahí el perrose del Grunch.

–  Ahí vienen otra vez esas estudiantes de asistencia social – exclamose el Grunch.   – ¡Detesto las asistentes sociales y las estudiantes! ¡Detesto que me tengan lástima, eso es aborrecible! ¡Kurt, cómetelas! ¡gaaato, gaaato, Kurt!

¿Qué llevose al Grunch a ser así? Ya lo sabrán. En las noches se sentaba, en el asiento de piedra, se sentaba, aquel que en su infancia, los otros infantes decían, que era el sillón del diablo, cosa mala. Desde ahí observose, una y otra vez, Villaplomo, y recordose sus tiempos de señorito limpio y ordenadito, vaya pues.

–  ¡Odio la beneficencia! ¡Eso Kurt, que se larguen! ¡La caridad es igual a hipocresía! “queremos ponernos en tu lugar” ¡Bah!… ¡gaaaato gaaaato Kurt!

¿Qué llevose al Grunch a aislarse? Ya lo sabrán. Llegose su adolescencia, cosa complicada, y el Grunch comenzose a cambiar. Tocatas, sexo, alcohol y desenfrenose nuestro Grunch…

– Ahí vienen de la capilla… ¡¡¡Me empelota que me vengan a ver!!!– Exclamose el Grunch. – ¡¡¡Odio que me traigan regalitos, odio a la gente y odio al padre Hurtado!!!

Lo que manteniose de aquella época, era una polera, una polera rota y desteñida, con la imagen quebrajada de Cobain, mal ejemplo, mala cosa.

–  ¡Eso Kurt, buen perro! ¡Cómetelos Kurt! … ¡¡¡Y no vuelvan!!! “amantes del prójimo” “dar hasta que duela” ¡¡¡bah!!! – Cuestionose el Grunch.

– Ahora vienen esos malditos testigos- Pensose el Grunch.

–  Venimos en nombre de nuestro señor, estimada persona…

–  ¡Me indigesta que me estimen! ¿Por qué todos vienen a joderme?

Pero… ¿Qué llevose al Grunch a aislarse?… En ese instante se dilucidaría, el por qué… pongan atención, pongan…                                                                                                                                                                      –  Le traemos la palabra, estimada persona.

– Yo también les tengo una palabra… ¡Másquenla! – Exclamose el Grunch- ¡Malditos Creyentes, odio los creyentes, me ponen de mal humor! – Pensose el Grunch.

Un día el Grunch envidioso de la felicidad de los pobladores de Villaplomo, decidiose asesinar la navidad.

– ¡Cállate imbécil, habla bien!… ¡Detesto que me estén mirando, estúpidos lectores!

Como pueden observar, el Grunch viviose en un cerro.

-¡Habla en presente idiota, no ves que estoy aquí!

¡No, eso si que no!, insolencias para conmigo, el buen relator, no aceptose del Grunch… Ustedes se preguntarán, ¿Cómo llegose el Grunch, un ser con no mal vocabulario, a vivir tan apartadose. Se los contaré ahor))))))))BALAZO((((((((

-…Debo bajar un momento Kurt… cuida la cueva… hoy es mi navidad de furia… allá voy……………………………………………………………………………

…¡Hohohostentación, Feliz Falsedad!

))))))))GRANADA((((((

¡Hohohostentación,Feliz falsedad!

))))))))BAZUCA(((((((…………………..

Publicado en SATIROSCOPIO (OTROS) | Deja un comentario

Una historia sin proyección

…Pero debo aclararle que el relato que estoy dispuesto a compartir con usted, no me ocurrió a mí, es más, ni siquiera le ocurrió a nadie. No quiero que piense que me estoy proyectando en esta historia. No no no no no, para nada. El protagonista no soy yo, pues yo no soy protagonista de nada ¿ve? Por eso me escondo tras las letras y he practicado a diario como ser amargado, pues he llegado a la certeza que para ser un buen escritor hay que ser bien amargado, de lo contrario todo lo escrito será livianito, digerible, cursi y con serias posibilidades de éxito de ventas o de premios nóbeles. Aquí  les presento al actor principal de los hechos: … ¿Ve que no soy yo? No me parezco a mí, digo no se parece para nada a mí. ¡No vea ese lapsus!  Entienda, no me quiero proyectar en esta historia, pero bueno lo importante es que usted,  para leer  esto, tome asiento cómodamente, abra una cerveza, sáquese el cerebro un momento y póngalo sobre la mesa, y luego proceda a leer. Eso en el caso de que usted sea la persona que me temo, una persona analítica que busca los traumas del autor en lugar de dejarse llevar por el escrito. En el caso que usted no lo sea,  le pido que deje por un momento los programas busca talentos en televisión y ponga atención de la anécdota que le voy a contar, pues a usted le estimo, porque usted no psicoanaliza los textos, usted no cree en esas patrañas de Freud sobre la broma, sobre el chiste. Por  eso yo me entreno a diario para ser muy serio. Mi primera meta ha sido llegar a ser un buen amargado y me segunda meta es llegar a ser un gran serio. Por eso con toda seriedad le digo que un porcentaje, un gran porcentaje de esta historia es ficción, la he inventado con mucha imaginación y aprovechando la inspiración que me ha llegado, pues sépase que yo creo en el amor a primera vista, en el destino, en las inspiración repentina y en diosito. Por lo mismo antes que se me pase este golpe creativo momentáneo le diré con toda amargura, es decir como lo haría un buen escritor, que nuestro protagonista ya salió a escena, y digo nuestro para hacerle participe y para que usted se identifique con él, ¿Ve? Ahora yo le psicoanalizaré a usted. Cuénteme ¿Cómo es su caminar ¿Altivo, mirando siempre al cielo? Pues le cuento que el personaje que le presento tiene un andar neutro. Yo creo que usted se está proyectando en él, quizás usted sea una persona con aires de grandeza que no tiene los pies bien puestos en la tierra. ¿O tal vez camina mirando al suelo? Es usted una persona que no arriesga y además es un egoísta, no le brinda la mirada a los demás y prefiere buscar monedas en el suelo. Pero déjeme empezar esta historia con total seriedad y con habilidad amargada… que con toda la aclaración previa que le he hecho no le quedarán ganas de pensar si esto me aconteció a mí realmente, o  tal vez a un amigo, o una mezcla de ambas con altos toques de imaginación. ¿Y qué certeza tiene usted  que quién le habla es el autor? Pues yo soy el escritor, pero no el autor, yo soy personaje ¡Pero no aquel personaje protagonista de la historia que está por empezar! ¡Sí ese de andar neutro! Ese que usted imaginará como se le plazca, ya que seré lo suficientemente ambiguo en todo momento para que así usted  vea lo que quiera ver. ¡Pero sabe que! Estoy harto de lectores peligrosos, que leen entre líneas, no le voy a presentar ningún relato. Ahí le dejo el personaje que camina atemporal, sin espacio, sin forma… Le dejo la peguita a usted. Invente su propia historia. Estoy seguro que será la que mas le acomode. Luego usted da las explicaciones… ¡Vaya, inspírese y escriba!

Publicado en SATIROSCOPIO (OTROS) | Deja un comentario